soporte Contactar con Soporte | Estadoestado del sistema del sistema
Contenido de la página

    Prácticas ideales: El flujo de trabajo de la creación, transcodificación y carga de vídeos

    Video Cloud está diseñado para simplificar el proceso de publicación de vídeos y, tras cargar un único archivo inicial, permitir su reproducción fiel y atractiva en dispositivos tanto de sobremesa como móviles y en televisores conectados, con independencia del tipo de contenido, de su resolución y de la velocidad de conexión.

    Al cargar el vídeo, Video Cloud transcodifica automáticamente el vídeo único en una colección de copias, cada una adecuada para el rango típico de ancho de banda y resolución de los espectadores. A continuación, Video Cloud detecta dinámicamente el tamaño de la pantalla y la velocidad de conexión del entorno en el que se reproduce el vídeo, y ofrece la representación correcta del vídeo para maximizar la calidad dada la velocidad y la potencia disponibles para cada espectador individual. En este artículo se ofrecen prácticas recomendadas para grabar, exportar, cargar y publicar vídeos de Video Cloud, lo que garantiza una reproducción óptima del contenido en cualquier lugar donde se reproduzca.

    En las tablas siguientes se resumen los ajustes que puede usar al crear contenido de vídeo:

    Vídeo

    Formato MP4, M4V, MOV
    Códec H.264, H.265 (HEVC)[1-1]
    Velocidad de bits 2x la velocidad de bits de la representación más alta
    Frecuencia de cuadro Constante, generalmente entre 15 y 60 fotogramas por segundo
    Relación de aspecto Se conservará la relación de aspecto del vídeo. Una relación de aspecto de 16:9 es común.

    Notas

    • [ 1-1] El soporte HEVC es un complemento de pago. Póngase en contacto con su gestor de cuentas si está interesado en agregar soporte de HEVC a su cuenta. Consulte el vídeo HEVC para obtener más información.

    Audio

    Códec AAC (Advanced Audio Codec)
    Tasa de bits Constante, 128 kbps
    Canales Estéreo
     

    Ahora, ya está listo para ver más detalles de estas configuraciones:

    El flujo de trabajo de la publicación con Video Cloud consta de los procesos siguientes:

    Paso 1: Antes de grabar

    Codificación del origen

    Numerosos factores influyen en el resultado general de cada medio transcodificado. No existe ninguna recomendación aplicable a todos los casos, por lo que en este paso solo enumeraremos algunas de las consideraciones más importantes y cómo afectan al resultado.

    Generalidades

    • Intente comenzar por el medio de origen con la mayor tasa de bits posible. Con cada sucesiva pasada de transcodificación, la calidad general se reduce exponencialmente. A ser posible, comience por el medio de origen no comprimido. Debido a los mayores tiempos de transferencia e ingestión de archivos que conllevan, no siempre conviene enviar medios de origen “raw”, es decir, no procesados. En estos casos, lo mejor es subir un medio de origen con una tasa de bits 2 a 3 veces mayor que la de la mejor variante de representación que se tenga previsto generar. Por lo tanto, si usted prevé que la variante de representación de mayor calidad tendrá una tasa de bits de 3 Mbps en vídeo, deberá subir un vídeo de origen con una tasa de bits de 6 a 9 Mbps.
    • Si fuera necesario comprimir el medio de origen, deberá comprimirse antes de subirlo; utilice preferentemente los codecs de vídeo y de audio H.264 y AAC, respectivamente.
    • No utilice múltiples secuencias de vídeo ni de audio. Ocasionalmente nos topamos con medios de origen que pueden tener más de una secuencia de audio o de vídeo. Esta situación suele presentarse con medios copiados directamente desde un DVD. Aunque nuestro sistema intenta decidir qué secuencia es la más conveniente en cada caso, no puede saber qué secuencia es la preferida.
    • Evite retardos en las secuencias. Por ejemplo, algunas herramientas de edición de vídeo “inyectan” el momento exacto en el que debe comenzar a reproducirse la secuencia de audio, para que comience en algún momento posterior al vídeo. Hemos detectado que durante este proceso algunas herramientas causan problemas de sincronización de audio.

    Vídeo

    • El tamaño del fotograma debe ser como mínimo igual de grande que el de la variante de representación de mayor calidad prevista. Aun así, no escale ningún medio a un tamaño de fotograma mayor que el del original.
    • H.264 requiere que los tamaños de fotogramas sean múltiplos de 4 y está optimizado para múltiplos de 16. Para cumplir este requisito, nuestro sistema escalará los medios transcodificados. Sin embargo, para obtener los mejores resultados, conviene que los medios de origen ya estén codificados en múltiplos de 16. También se admiten múltiplos de 8 o de 4, aunque conllevan una leve disminución del rendimiento.
    • Evite el entrelazado. La mayoría de los reproductores de vídeo para web y para móviles no manejan bien los contenidos entrelazados. Aunque nuestro sistema detectará y eliminará el entrelazado, durante esta conversión se puede producir una pérdida de calidad.
    • Evite el vídeo anamórfico. Algunos reproductores móviles y web no reproducen correctamente el vídeo anamórfico, es decir, vídeo cuyos píxeles no sean cuadrados. Nuestro sistema intenta detectar y convertir los vídeos anamórficos, pero en ocasiones los metadatos originales son incorrectos. Esto puede impedir la correcta conversión del material.
    • Si desea crear un screencast con una herramienta como Camtasia, infórmese en Creación y publicación de “screencasts” de alta calidad sobre consejos y prácticas recomendadas para exportar screencasts y subirlos a Video Cloud.

    Audio

    • Para alcanzar la máxima compatibilidad, utilice audio estéreo o mono y evite 5.1.
    • Normalice las pistas de audio a niveles normales para evitar distorsiones y "recortes", pero evite también un volumen insuficiente.
    • Asegúrese de que los niveles de audio sean homogéneos en todos los medios que los espectadores puedan reproducir al mismo tiempo.

    Paso 2: Grabación

    ¿En qué consiste mi contenido y dónde podrá reproducirse?

    En la mayoría de los casos, los vídeos publicados a través de Video Cloud tienen un aspecto excelente en cualquier destino de reproducción, es decir, tanto reproduciéndose con otros contenidos dentro de un mismo navegador, en modo de pantalla completa, en los confines de las pequeñas pantallas de dispositivos móviles o abarcando varios monitores de gran tamaño. Aún así, a la hora de grabar un vídeo, conviene tener en cuenta tanto la naturaleza del contenido como las condiciones de visualización de su audiencia. Para grabar contenidos difíciles destinados a su reproducción en condiciones complicadas, tales como vídeos de formación con pequeños textos que le gustaría que fuesen claramente visibles y legibles tanto en reproductores incluidos con otros contenidos del navegador como en vídeo a pantalla completa, o bien noticias en alta definición destinadas a países con reducidos anchos de banda de acceso a internet, pueden tomarse varias precauciones.

    Estas son algunas recomendaciones de grabación para evitar problemas a nivel de contenidos y de reproducción:

    • Desentrelazado en tiempo récord. Para producir la mejor calidad de reproducción, Video Cloud desentrelaza todos los contenidos. Cuando grabe con una videocámara, establezca el ajuste de grabación a "progresiva” (“progressive”) y no a “entrelazada” (“interlaced”). Si utiliza vídeo entrelazado previamente grabado como archivo fuente, active el ajuste de desentrelazamiento en su software de edición de vídeo a la hora de ejecutar la compresión como preparativo para la transferencia al servidor de Video Cloud. Si el vídeo fue grabado en formato entrelazado y usted decide no transcodificarlo con Video Cloud, desentrelácelo antes de cargarlo en el servidor.
    • Captura a una velocidad de fotogramas constante. La mejor forma de evitar interrupciones momentáneas y titubeos durante la reproducción consiste en grabar el vídeo a una tasa de fotogramas constante, evitando el uso de tasas de fotogramas variables al generar los archivos fuente. Filme de manera progresiva y con la misma tasa de fotogramas con la que luego vaya a difundir el medio (30 fps es una buena elección para comenzar).
    • Adopte una estrategia para screencasts. La producción de grabaciones con textos nítidos y claramente legibles resulta especialmente compleja cuando se trata de crear vídeos explicativos sobre el funcionamiento de un software, sobre todo si se desea que puedan reproducirse tanto en navegadores como a pantalla completa. Vea en Creación y publicación de “screencasts” de alta calidad consejos y prácticas recomendadas para exportar screencasts y subirlos a Video Cloud.
    • Evite el movimiento de la cámara. Aunque esto puede parecer obvio en lo referente a la reproducción, conviene recordar que los temblores y vibraciones durante la filmación reducen la eficiencia del codificador a la hora de comprimir vídeo mediante algoritmos de estimación del movimiento. En otras palabras, se obtienen menores niveles de compresión y de calidad.
    • Evite fondos ruidosos. Este principio es aplicable tanto al vídeo como al audio. En el caso del vídeo, otros factores, como el movimiento del fondo (por ejemplo, tráfico) o imágenes de fondo complejas (como paredes con patrones geométricos complejos) también afectan negativamente a la compresión. De forma análoga, también la compresión de audio puede verse afectada por ruidos de fondo (por ejemplo, durante una entrevista).
    • Usa una iluminación adecuada. Las escenas oscuras pueden ser más difíciles de codificar sin pérdida de calidad.

    Paso 3: Exportación

    ¿Qué formato de compresión debo cargar en Video Cloud?

    Brightcove recomienda cargar los archivos fuente de los vídeos codificados en formato H.264 para producir una calidad óptima en la variedad más amplia posible de destinos de entrega. El codec para H.264 ofrece las mejores posibilidades para que el motor de transcodificación de Video Cloud genere las variantes de representación de mayor calidad posible para la gama de resoluciones y anchos de banda en los que vayan a reproducirse sus vídeos. En Codecs y contenedores de vídeo compatibles encontrará más información sobre las diferencias entre codecs, contenedores y tipos de archivos. Para obtener información detallada sobre el formato ideal para sus transferencias de vídeos a servidores de Video Cloud, consulte Especificaciones y recomendaciones sobre archivos fuente de vídeo.

    Comprobación del codec de su vídeo

    Para asegurarse de que su archivo fuente de vídeo está codificado en formato H.264, puede utilizar la herramienta “Inspector de películas” del reproductor QuickTime:

    1. Abra QuickTime Player. Puede obtener QuickTime de forma gratuita en https://www.apple.com/quicktime/download/.
    2. Seleccione Archivo > Abrir archivo... y elija el archivo de vídeo exportado.
    3. En el vídeo abierto en el reproductor QuickTime, seleccione Ventana > Mostrar Inspector de películas.
    4. En la ventana del inspector de películas del vídeo, compruebe que el formato es H.264/MPEG-4 AVC (Advanced Video Coding).

    El inspector de películas de QuickTime es una herramienta que resulta muy útil para averiguar el formato, la resolución, la tasa de fotogramas y otras propiedades de un archivo fuente de vídeo comprimido.

    Principios de exportación desde un software de edición de vídeo

    A la hora de comprimir y exportar vídeos desde su editor de vídeo preferido, recomendamos comprimir sus vídeos con un codec H.264 y dejar que Video Cloud genere automáticamente las variantes de representación más adecuadas para múltiples resoluciones y velocidades de transmisión (tasas de bits). También recomendamos:

    • Inhabilitar Flash. Al generar sus vídeos desde el software de producción de vídeo, seleccione un codec H.264, es decir, un codificador-descodificador, o un contenedor que no sea Flash ni SWF.
    • Evite el formato de un solo destino. En su software de edición, evite las opciones de codificación que ofrezcan soluciones automatizadas con un solo clic para codificar sus vídeos para destinos o dispositivos específicos, tales como páginas web, iPhone, YouTube, DVD o BlueRay. Para que Video Cloud pueda asumir las tareas de distribución por usted, formatee su vídeo usando los ajustes de conversión de QuickTime que produzcan el codec H.264 nativo más flexible, y deje que Video Cloud genere múltiples variantes de representación a partir de su carga única en formato H.264. Estas variantes servirán para múltiples destinos de distribución, como páginas web, iPhone y YouTube, así como para múltiples resoluciones y las velocidades de conexión.
    • Multi pase, si tienes tiempo. Entre las prácticas ideales, se aconseja cargar vídeo con la máxima calidad posible. El procesamiento en múltiples pasadas es una de las mejores prácticas para generar archivos fuente de calidad. En determinadas condiciones, la escasa mejora de calidad del vídeo no justifica el tiempo que lleva codificar con un proceso de dos pasadas. La codificación en dos pasadas puede reducir la incidencia de defectos de procesamiento del vídeo ("artefactos") y proporcionar las máximas ventajas en vídeos con zonas de mucho movimiento.
    • No seas tacaño con el tamaño del archivo. Video Cloud está diseñado para gestionar cargas de archivos de gran tamaño. Si estás acostumbrado a comprimir archivos por el bien de subir correctamente, no lo hagas. Tan sólo asegúrese de cargar un archivo fuente de alta calidad.
    • Consíguenos un archivo de alta calidad. Recomendamos una fuente con 2 a 3 veces la velocidad de bits de la representación más alta que esperas generar. Por lo tanto, si usted prevé que la variante de representación de mayor calidad tendrá una tasa de bits de 3 Mbps en vídeo, deberá subir un vídeo de origen con una tasa de bits de 6 a 9 Mbps. Recuerde también que a veces los vídeos que contienen demasiados datos no se transmiten bien a través de HTTP. Un vídeo de calidad excesivamente alta puede causar almacenamiento en búfer.
    • Mantiene la coherencia con la velocidad de fotogramas. Evite interrupciones momentáneas y titubeos exportando con la misma tasa de fotogramas que la utilizada al grabar el vídeo original. Por otra parte, si el ajuste de tasa de fotogramas para la exportación no coincide con el del archivo fuente, las pistas de vídeo y de audio pueden perder la sincronía.
    • Mantenga una copia de su archivo nativo: Conviene guardar los archivos de vídeo nativos por si en un futuro desea editarlos, recomprimirlos o recodificarlos. Utilice un perfil de la lista de perfiles estándar de ingesta que coincida con su público objetivo, o cree su propio perfil de ingesta.
    • Tenga en cuenta la acción y el tamaño al exportar para alta resolución: Los vídeos de alta resolución son los que más ventajas obtienen del uso de tasas de bits mínimas sin pérdidas de calidad durante la reproducción. Consulte las recomendaciones de codificación de alta resolución para obtener los mínimos de velocidad de bits al considerar el tamaño del vídeo, la relación de aspecto y la cantidad de acción en el contenido.
    • Adopte una estrategia móvil. Si desea mostrar sus vídeos en dispositivos móviles, y no sólo en monitores de equipos de sobremesa, debe codificar sus vídeos con el formato flexible H.264 y plantearse otras opciones de codificación.

    Instrucciones de exportación paso a paso

    Para obtener instrucciones específicas recomendadas para exportar vídeos desde herramientas como Apple Final Cut Pro X, Telestream ScreenFlow, Adobe Premiere Pro o Techsmith Camtasia Studio, consulte las instrucciones detalladas que proporcionan estos paquetes de software.

    Paso 4: Subiendo

    ¿Cómo consigo la flexibilidad que necesito de mi archivo fuente?

    Cargue su vídeo o vídeos con el módulo Cargar en Video Cloud Studio.  Consulte Carga de vídeos mediante el módulo de carga para obtener más información. Alternativamente, puede cargar un lote de vídeos utilizando la Dynamic Ingest API.

    Cuando se carga un vídeo a la plataforma Video Cloud, Video Cloud lo almacena como copia maestra digital. Este “máster digital” es el origen de todas las variantes de representación que Video Cloud genere desde ese momento. El maestro digital también es la fuente si alguna vez decide retranscodificar el vídeo para cambiar la configuración de transcodificación.

    Paso 5: Transcodificación

    ¿Cuánto tiempo se tarda en procesar mi vídeo?

    El proceso de transcodificación puede tardar hasta tres veces la duración del vídeo en completarse.

    ¿Cuál es mi contenido, en qué entornos lo visualiza mi audiencia y qué dispositivos utiliza para ello?

    Si desea que sus vídeos se reproduzcan de forma impecable en una amplia variedad de tamaños de pantalla, como en los tres tipos de pantallas habituales (equipos de sobremesa, dispositivos móviles y televisores y monitores panorámicos), y si además desea que se reproduzcan sin problemas a través de una amplia gama de velocidades de transmisión, es decir, desde conexiones de acceso telefónico hasta telefonía móvil y conexiones por cable de alta velocidad, debe comenzar con un archivo de vídeo que se reproduzca de la forma más óptima posible en cada uno de esos entornos. Para asegurarse de que su vídeo se reproduzca lo mejor posible en las más variadas combinaciones de tamaños y velocidades de conexión utilizadas por sus espectadores, Video Cloud genera una serie de archivos de vídeo, denominados variantes de representación con múltiples tasas de bits, cada uno con su propia combinación de tamaño y calidad. Cuando Video Cloud detecta la resolución, el ancho de banda y otros condicionantes del dispositivo que está solicitando la reproducción de su vídeo, entrega la variante de representación más adecuada para ese entorno en particular, ya sea una versión más compacta e idónea para velocidades de transmisión lentas (por ejemplo, para pantallas de dispositivos móviles o para conexiones con ancho de banda limitado), o una versión de alta calidad destinada a pantallas panorámicas que dispongan de resoluciones y velocidades de transmisión elevadas.

    Usted dispone de notables posibilidades de control sobre la velocidad, el tamaño y la calidad de codificación de estos archivos de variantes de representación. Si conoce las velocidades de conexión, los dispositivos y las resoluciones de pantalla que utiliza su audiencia, puede adaptar cada variante de representación y crear agrupaciones de variantes de representación idóneas para cada combinación de tamaño y velocidad de conexión de sus espectadores.

    Lecturas recomendadas sobre la configuración de variantes de representación con múltiples tasas de bits


    Página actualizada por última vez el 08 de diciembre de 2020